Política de Vivienda en la Ciudad – Terrenos de Lugano

Entrevista a la Arq. Nidia Marinaro de PropAMBA en el programa de Horacio Embón en CN23, junto al ex Legislador Facundo Di Filippo

Anuncios

Invitación a la última Reunión de PropAMBA del año 2013

INVITACIÓN

convocatoria-fin-2013

Ultima reunión de PropAMBA del año 2013,
viernes 13 de diciembre de 2013,
como siempre en la Biblioteca Nacional,
Aula Escuela de Bibliotecarios a las 16 horas.

Debate y reflexión en torno a las cuestiones urbanas; los temas de vivienda en la Ciudad, Recuperadores Urbanos y la temática del suelo.

Presentaremos, además, el vídeo de la navegación del Riachuelo: “Un Río Conquistado”.

Presentaremos también la página interactiva para los proyectos del AMBA de un Urbanismo desde el Pie.

Participaran del encuentro:
Lito Borello (dirigente social, Cooperativa los Pibes),
Compañeros Recuperadores Urbanos de la CABA
Antolín Magallanes vicepresidente de ACuMaR.

Los esperamos, al final brindaremos para despedir el año, recibir con más fuerza el 2014.

Confirmar asistencia, por favor… para contar las copas!
propamba@gmail.com

Facultad de Arquitectura de la UBA sobre las tierras públicas

Nro. 443/12

Declarar la necesidad de defender las tierras y bienes públicos y manifestar a los Legisladores de la Ciudad de Buenos Aires la opinión contraria a la aprobación de proyectos referidos a esta temática sin el debate correspondiente.
Sigue leyendo

NO LOS QUEREMOS POR ACA

La verdadera política habitacional y de vivienda del macrismo en la Ciudad.
Por Dr. Mariano C. Bibolini
Integrante de PropAMBA
28 de octubre de 2013

DSCN3945El pasado domingo 11 de octubre murieron Víctor (9) y Héctor (11); hermanos que vivían junto a su familia (y otras 10) , en dos conventillos del Barrio de La Boca, a unas 7 cuadras del turístico paseo de Caminito. Sigue leyendo

POLITICA DE VIVIENDA Y SUELO DEL AMBA. PARTE II

Raúl Fernández Wagner: “El Plan PRO.CRE.AR viene a atender dos vacíos importantes: el acceso al crédito y el problema del suelo”. Entrevista al Arquitecto y Urbanista de la Universidad de General Sarmiento. 

Sobre la cuestión metropolitana ¿qué estrategias cree que se tienen que empezar a abordar para trabajar en esa escala, considerando también este anunciado primer paso hacia una autoridad interjurisdiccional en materia de transporte?

La cuestión metropolitana es muy importante y, en este sentido, participo hace más de diez años en la Fundación Metropolitana, espacio que armó el ex-senador Pedro Del Piero y que nuclea a especialistas de muchas áreas. Desde allí siempre se ha trabajado por un “gobierno metropolitano”, algo que casi todas las regiones importantes del planeta con estas características tienen. Se trata de un tipo de autoridad metropolitana que regule las cuestiones claves: transporte, temas ambientales, etc. Cabe destacar que la Fundación viene luchando por eso desde hace muchos años, con mucho esfuerzo, y con la colaboración de muchas personas que conocen de estos temas. Por otro lado, la Constitución de la Ciudad del ´94 ordena avanzar y construir un ente -u otro tipo de institución- metropolitano. En este contexto, hay que entender que se trata de un problema político serio: ¿qué intendentes -o grupo de intendentes- va a querer resignar su poder? Incluso es posible observar hasta posturas muy clasistas por parte de muchos intendentes -los de la Zona Norte no quieren “mezclarse”, no quieren pobres en su distrito. Entonces, también es importante dar cuenta de la cuestión metropolitana de forma integral; hay temas bien duros en el Conurbano. Por otro lado, también hay que decir que es posible encontrar gestiones muy interesantes. En este contexto, si bien es difícil en términos políticos ir hacia un gobierno metropolitano, creo que de a poco se va instalando la posibilidad de tener en ciertos temas una autoridad metropolitana que esté integrada por representantes de los distintos municipios. En el caso del Riachuelo, por ejemplo, se trató de un fallo de la Corte Suprema de Justicia que obligó a articular. Incluso probablemente haya también un avance similar en relación al Río Reconquista. Esto da cuenta de que no es y no ha sido fácil ponerse de acuerdo. Incluso podemos encontrar distintas visiones técnicas y académicas sobre el asunto. De todas maneras, en cuanto al Riachuelo, a través de un fallo, la justicia obligó a empezar a pensar la cuestión. Pero insisto, es un problema serio de tipo político y todavía falta bastante recorrido de negociación y de aprendizaje institucional para lograr avanzar. Esto tiene que ser fuertemente incorporado en la agenda pública porque todos los problemas dela región metropolitana de Buenos Aires están interconectados.

¿Cuál cree que será la magnitud y el impacto del Programa de Créditos Hipotecarios (PRO.CRE.AR) lanzado recientemente por el gobierno nacional? ¿En qué medida aporta a la resolución de la cuestión habitacional-territorial en nuestro país?

Para responder esta pregunta considero importante ponerla en contexto. A partir de lo que decía anteriormente en relación al fenómeno de recuperación del Estado y de la economía nacional durante los últimos 9 años, ante el crecimiento económico sostenido y la mejora en la situación de las personas, los mercados se dispararon, teniendo lugar un crecimiento importante del mercado especulativo del suelo. A modo de ilustración, en un barrio como el Abasto en Buenos Aires, en el año 2005 se podía comprar una propiedad a 500 dólares el metro cuadrado. En la actualidad, el precio de un inmueble en esa zona ronda los 1600 dólares el metro cuadrado. Es decir, no hubo en Argentina ninguna renta que se empareje a este mercado. Nadie que invirtiera en bonos u otro tipo de inversión hubiese ganado tanto. Entonces, todo aquel que tenía dinero invirtió en ladrillos y es por eso que hay, como decía antes, 340.000 viviendas vacías. Gran parte de la construcción de viviendas en la ciudad de Buenos Aires se relaciona con la especulación inmobiliaria. En ese contexto, tal como se pudo corroborar en un estudio que hicimos en 2007 sobre villas y asentamientos en la región metropolitana, de cada 10 nuevos habitantes en la ciudad, 6 lo hace a través del mercado informal. Es decir, no van a la inmobiliaria y compran o alquilan formalmente con un contrato; lo hacen de manera informal. En esta línea, también ha crecido la construcción especulativa en villas.

Sigue leyendo

POLITICA DE VIVIENDA Y SUELO DEL AMBA . PARTE I

Raúl Fernández Wagner: “El déficit de 140.000 hogares y las 341.000 viviendas vacías reflejan la injusta distribución espacial de la ciudad de Buenos Aires”. Entrevista al Arquitecto y Urbanista de la Universidad de General Sarmiento. Parte I

Reportaje de Federico Ghelfi y Telémaco Subijana

Entrevistamos en exclusiva al urbanista Raúl Fernández Wagner. Es Arquitecto especialista en Tecnología de la Vivienda (Instituto Pesquisas Tecnológicas-SP-Brasil) y candidato a Doctor en Vivienda y Urbanismo (Architectural Association Graduate School-Londres). Profesor Asociado con dedicación exclusiva en el Área de Urbanismo del Instituto del Conurbano en la Universidad Nacional de General Sarmiento, es autor de diversos artículos y ponencias en temas urbanos y habitacionales. También se desempeña como consultor en materia de políticas de vivienda, mercados del suelo, instrumentos urbanísticos y desarrollo, en gobiernos locales, provinciales y nacionales de Argentina y América Latina. En esta edición presentamos la primera parte de esta interesante entrevista. En esta oportunidad caracteriza el modelo de gestión urbana de la Ciudad de Buenos Aires, la problemática habitacional y de acceso al suelo en la Región Metropolitana y destaca los diferentes instrumentos y posibilidades de intervención política que pueden aplicarse para equilibrar las desigualdades espaciales. Leer más.

¿Cómo caracteriza al modelo de desarrollo urbano que se está llevando adelante en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires?

En primer lugar, es importante señalar una dimensión general histórica de la ciudad de Buenos Aires. Se trata de un área urbana consolidada desde hace, por lo menos, 70-80 años y que cuenta con una tradición urbana interesante. Si tenemos en cuenta el resto de ciudades importantes de América Latina, Buenos Aires es de las más interesantes. De alguna manera es un prototipo de ciudad argentina: una ciudad relativamente democrática desde el punto de vista de su uso, el espacio público es muy utilizado, sus calles son muy vivas. Se trata de una ciudad con una estructura cultural amplia, muy buena, con una larga tradición de participación y compromiso de la población, con grupos que luchan por sus barrios. En definitiva, es una ciudad que funciona como ciudad: hay mixturas y conflictos que se discuten y resuelven. Esto marca una diferencia con el resto de las ciudades importantes de América Latina. Cuando uno recorre las calles de estas ciudades percibe lugares complejos. Son ciudades desconectadas en donde el espacio público es de mala calidad; es solo para pasar. A modo de ilustración, las ciudades brasileras siempre han tenido ese tipo de característica que difiere de nuestra tradición de vida urbana. Buenos Aires fue siempre una ciudad cabeza -además de ser siempre una ciudad puerto- de una región metropolitana y básicamente tiene la característica de que su población no cambia: desde el año 1947 tiene alrededor de 3 millones de habitantes. Ahora bien, la ciudad se ha venido transformando mucho. Allí inciden procesos que se dan en la región metropolitana, que no se pueden analizar por separado de los de la ciudad. En los últimos años logró su autonomía, dejó de ser un distrito federal para transformarse en una ciudad autónoma con la particularidad de avanzar en este proceso de una forma muy interesante: logrando una Constitución de Buenos Aires muy completa y progresista que reconoce derechos de avanzada. Esto hizo que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires naciera a partir de un muy buen punto de partida. Nuestra ciudad es una de las grandes capitales de América Latina.

En este contexto, Buenos Aires ha cambiado mucho en los últimos 20 años. Primero en los cambios que se dieron en los modos de acceso al suelo de los sectores populares, y esto tiene relación con lo que decíamos acerca de que no se puede separar a la ciudad de la región metropolitana. El fin del acceso al suelo de los sectores populares a través de los loteos baratos (que fue la manera en que se completó la primera corona del Conurbano, se construyó toda la segunda y comenzaba parte de la tercera corona) se da formalemente a fines de los ´70, con la Ley 8912 de la provincia de Buenos Aires. Pero, aun así, los lotes siguieron vendiéndose durante los 10 años siguientes porque había una sobre-oferta muy grande. Entonces, la imposibilidad de comprar lotes se notó realmente a fines de los ´80 y principios de los ´90, momento en el que también se da a la par otro proceso importante de cambio. La construcción de autopistas, algunas que ya habían comenzado, y las élites habitando la periferia a partir del fenómeno de los barrios cerrados, que se da parcialmente con cierta llegada de capitales pero también como negocio inmobiliario. Esto hizo que el suelo de toda esa periferia, que era barato para los loteos populares, se convirtiera en un suelo codiciado. Por lo tanto, al desarrollarse potencialmente un barrio cerrado, ese suelo cambia el valor y deja de ser accesible para los sectores populares. Esto comenzó a repercutir en las áreas centrales y en el centro de la ciudad con la llegada de nuevos pobladores, en muchos casos también incentivados por la inmigración de los países limítrofes -lo que sería la tercera ola de inmigración de Buenos Aires luego de la “europea” y la de la migración interna de los llamados “cabecitas negras” durante los ´40, ´50 y ´60. Son tres procesos que marcaron la ciudad en un país que tiene una política migratoria abierta en relación con otros países.

Sigue leyendo