La torre más alta, exclusiva y excluyente

Por Rodolfo Livingston * – ESPECIAL PARA ARQ

En Puerto Madero, la torre más alta de la Argentina, Alvear Tower, tendrá 235 metros de altura. Fue lanzada al mercado con folletos, video, showroom y páginas enteras de avisos en los diarios. Merece algunos comentarios.

Más que la torre en sí misma, lo que se vende en realidad son sus vistas principales: el Río de la Plata, los diques y la ciudad desde el aire. Pero el río ya estaba allí, y la ciudad es una construcción colectiva, como lo serán las cloacas, pavimentos y demás redes, que pagaremos todos. Los “emprendedores” pagaron 40 millones de dólares el terreno… pero si esos terrenos son de todos, ¿a quién le pagaron? ¿Qué cosa es la Corporación Puerto Madero?

La propiedad debiera tener una función social, (así lo establece el pacto de Costa Rica,) y no ser funcional para lo contrario, que es apoderarse de la producción social. La torre costará mil millones de dólares. El edificio es “exclusivo”. Excluye.

ALVEAR-TOWER-Livingston-propiedad-funcion_CLAIMA20140623_0248_14

ALVEAR TOWER. Para Livingston, la propiedad debiera tener una función social.

Los departamentos más baratos de la torre tienen unos 150 metros cuadrados y cuestan US$ 1.300.000. Sus características son las mismas que las de cualquier buen departamento de propiedad horizontal, no demasiado lujoso: dormitorio principal de 3,40, pasillos en zigzag, cocina de 3,14 metros de ancho. Por ese precio podría esperarse un dormitorio de 6 estrellas, o de 5 por lo menos. ¡Qué diferencia con los ricos de antes! (pensemos en el edificio del Círculo militar o el Palacio Duhau) Las escaleras de incendio parecen responder a las normas, aunque la experiencia obtenida en los cuatro incendios en torres altas ocurridos en el mundo en el 2007 sugieren la escalera excéntrica y no la interior. Los helicópteros no son aconsejables porque arrojan, con sus aspas, el humo y el aire caliente hacia abajo. Cuando pregunté por el tema en el showroom me contestaron que era “una cuestión técnica” que desconocían. Sin embargo –respondí– los autos se venden con 3, 4 o 5 air bags, y frenos con determinadas condiciones, porque la seguridad es importante. Bajar por la escalera desde el piso 49 no es para todos (aunque yo podría hacerlo y salvar, de paso, a la rubia del piso 38…) En los lujosos folletos, donde –por supuesto– predomina el idioma inglés (kids play room, teens play room, business center, spa de mascotas (¡!), etcétera, se aclara que las medidas de los ambientes son “aproximadas”, pero…¡la torre está en construcción!

En los departamentos “baratos” (los de más arriba tienen 500 m2 y cuestan 5 millones de dólares), el cuarto de servicio está pegado al cuarto de máquinas, lo cual es antirreglamentario. La mucama, que aunque no sea la dueña, también vivirá en la torre, quedará en penitencia, contra las máquinas…

Así como los críticos de cine y los espectadores opinan sobre las películas que se estrenan, nosotros, los arquitectos, ¿no deberíamos opinar sobre la torre más alta del país? Aquí va un primer comentario. Vamos, colegas y no colegas, ¡opinen!

* Arquitecto

Anuncios

Un pensamiento en “La torre más alta, exclusiva y excluyente

  1. Esta es otra manera de privatizar lo que es de todos los ciudadanos de la ciudad y el país, la costa , la vista al río, la necesidad de aire , verde , una ciudad vivible, para todos! Una buena costanera, una revalorización ecológica y sustentable de la zona, más pueblo, más conciencia!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s