Con el proyecto de Macri, ley 1777, perdemos derechos ciudadanos

La renovación urbana  que reclama nuestra Ciudad   de cara al futuro necesita de un ejecutivo que cumpla con las instituciones, leyes y derechos  ciudadanos garantizados en la   Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (1996).  La  ciudad es  el envase de la vida social. La estructura, el color y la forma del envase expresan una ideología, dan cuenta del nivel de organización y conciencia política de la sociedad. Así estudiamos a los antiguos egipcios,  griegos, romanos, etc.

En el 2005, y después de mucho caminar,  se sanciono la ley de Comunas (1777) que propone democratizar las decisiones de gobierno a partir de los consejos consultivos y las juntas comunales y la elaboración participativa del presupuesto anual, que deviene entonces en  una nueva forma de contrato  entre el gobierno y la sociedad.  La contribución universal más importante  de la ley (1777) es la creación de una esfera pública no estatal, en que la sociedad puede ejercer la participación,  planificar,  controlar como se  gasta y  ayudar a orientar el gasto del estado. Un crecimiento de la conciencia ciudadana.

El jefe de gobierno porteño Mauricio Macri presento el viernes 15 de noviembre  pasado un proyecto de reforma de la ley 1777 en la legislatura de la ciudad. Su proyecto cambia  artículos fundamentales que hablan de participación en la ejecución del presupuesto a escala barrial  con fijación de metas y control presupuestario; planificación y ejecución de  obras y prestación de servicios en las comunas, quita las competencias patrimoniales.  De un plumazo deroga artículos fundamentales como el 9, 28 y 32 que hablan de la creación y funcionamiento de la junta comunal y consejo consultivo.

Este proyecto de ley refuerza el mecanismo centralizador del ejecutivo en  la gestión de obras y negocios en el territorio de la ciudad.  Estacionamientos de autos en los parques, una ciudad llena de casas vacías y familias sin casas una ciudad que  restringe ampliamente la concepción de ciudadanía conquistada desde el  año 2001, sin espacios verdes, una ciudad toda negocios.

Este proyecto vacía de  contenido y nos deja la cáscara de la ley.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s