Viviendas para la recuperación social y urbana II

Viviendas para la recuperación social y urbana II
por *Silvana Canziani

En Marzo de 2011 se publicó en el periódico conexion 2000, el texto titulado Viviendas para la recuperación social y urbana, allí intenté resumir en pocas palabras un concepto que venimos sosteniendo desde hace muchísimo tiempo: Es preciso que las políticas públicas actúen sobre los inmuebles ociosos para lograr su puesta en valor para vivienda social o usos productivos, preservando las pocas tierras públicas disponibles para espacios verdes que mejoren la calidad ambiental de esta Ciudad. En nuestro barrio, con su larga historia de degradación a partir del cierre del puerto en la década del 70’, fue posible junto a otras organizaciones, lograr en 2006 la Ley que declaró a La Boca en Emergencia Urbanística y Ambiental, sin embargo, hemos perdido gran parte de Casa Amarilla con un complejo habitacional, cuando muchas más viviendas podrían haberse asimilado al barrio respetando su identidad y su fisonomía, una necesidad que ya hemos argumentado largamente.

Hace pocos días se conoció un listado de inmuebles patrimoniales a preservar, fruto de un convenio que realizó el Gobierno de la Ciudad con la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires; no es mi intención menospreciar ese trabajo, pero resulta insuficiente si aún el Código de Planeamiento Urbano no incorpora la tipología Casa de Chapa y Madera, para reproducir con nuevos materiales que brinden mayor seguridad, una morfología que incluye los patios laterales y el color, entre otras características, que son la imagen de nuestro país ante el mundo. Esta singularidad debe ser garantizada por ley, en tanto sigue la demora del nuevo Código Morfológico.
Más allá de la amenaza de la especulación inmobiliaria en nuestro barrio, el enemigo es un tipo de desarrollo urbanístico, que trasciende la Ciudad, pensado solo para los sectores de mayor poder adquisitivo.
Con respecto a esto, fue reveladora la información que brindó el Censo Nacional de 2010 que estableció la cantidad de habitantes en 2.891.082 personas –número bastante estable en las últimas décadas-; de las cuales 163.587 (5.7% del total de la Ciudad) viven en villas y asentamientos precarios, en tanto se contabilizó en
340.975 las viviendas deshabitadas…es decir que si tomamos a esas 163.587 personas, como si integraran hogares de solo tres miembros, serían necesarias 54.478 viviendas: Resulta abrumador que haya seis veces más viviendas desocupadas que grupos de tres personas con necesidad de habitarlas, y peor aún que si consideramos a las villas y asentamientos precarios de más de 10.000 habitantes como radicables, el universo de personas por fuera de las urbanizables se reduce a 36.433.
Conocer estos datos derriba el mito del déficit de viviendas: El déficit es de las políticas públicas, que deben establecer protocolos de acción que garanticen la distribución de todos esos recursos desperdiciados, esta desigualdad no la resuelven los desarrolladores inmobiliarios, ni el mercado, solo el Estado puede regular las condiciones para que todos los sectores de la sociedad puedan acceder a la vivienda e integrarse a la Ciudad. Muchos países gravan los inmuebles ociosos para garantizar su utilidad social.
En la coyuntura de la crisis internacional, puede verse en la construcción la reactivación de la economía, pero, una vez más, en la diversidad, mas que en los grandes grupos económicos, está la clave de una distribución más equitativa: Refacciones, ampliaciones, puesta en valor de esos cientos de miles de inmuebles desocupados, nos acercarán a una urbanidad mas sana y una sociedad más justa.

cuadro-villa-o-asentamiento
Censo 2.891.082 al año 2010
Villas y asentamientos precarios 163.587 (5.7% del total de la Ciudad)

21/24 Barracas            29.782
31 y 31 Bis                   26.492
1/11/14 Bajo Flores      25.973
20 Lugano                    19.195
15 Lugano                    15.568
3 Soldati                       10.144
Total                           127.154 personas

Total de habitantes en villas y asentamientos 163.433 *Universo de 36.433 personas por fuera de las urbanizables.
Inmuebles ociosos 340.975 viviendas
163.433 /3 personas promedio por hogar harían necesarias 54.478 viviendas
Hay 6 veces más viviendas ociosas que hogares de tres personas con necesidades de vivienda.

* Silnvana Canziani es miembro activo de la Comisión de Vecinos de la Calle Irala y Adyacencias se forma a mediados del año 1999 a raíz de la preocupación que ocasionaba entre los vecinos de la calle Irala al 100 del barrio de La Boca, el problema generado por el tránsito pesado.
Desde entonces llevan presentados numerosos reclamos y propuestas en forma colectiva; así como documentos conjuntos con otras organizaciones del barrio y del área metropolitana; a través de la participación activa de la comunidad fomentando planes y proyectos para mejorar la calidad ambiental y urbanística de la ciudad, buscando crear y recuperar espacios verdes de uso público y acceso irrestricto, lograr mejor conectividad en nuestra área barrial y fomentar nuevos hábitos en la ciudadanía, como la separación de residuos domiciliarios, un proyecto de ley para restringir el uso de pirotecnia, un programa de recuperación barrial, entre otros, como las propuestas presentadas en el Presupuesto Participativo y la derogación de la línea particularizada de la calle Irala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s