DENUNCIA PENAL CONTRA MAURICIO MACRI Y HORACIO RODÍGUEZ LARRETA

FORMULAN DENUNCIA PENAL.- SEÑOR FISCAL: RODOLFO LIVINGSTON, NIDIA NOEMI MARINARO y MARIA JOSE LUBERTINO, constituyendo el domicilio procesal en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a V.S. se presentan y respetuosamente dicen:

I.- OBJETO: Que venimos a interponer formal denuncia penal a los fines que se investigue la conducta de los Sres. MAURICIO MACRI y HORACIO RODRIGUEZ LARRETA por la probable comisión de los delitos de Abuso de Autoridad, Violación de los Deberes de Funcionario Público, tipificados en los artículos 248, 249 del Código Penal, respectivamente, y/o por el tipo penal que surja de la investigación que se peticiona el elevado criterio de V.S. esta relacionado con los hechos que pasamos a describir:

II.- HECHOS: La posible comisión de los delitos aquí denunciados tiene su origen en el dictado de los Actos Administrativos del Poder Ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, formalizados mediante Decretos Nº 287/12 y 555/12 (dictados el 13 de Junio de 2012 y 29 de noviembre de 2012, respectivamente). Tales Decretos son nulos de nulidad absoluta e insalvables, en tanto son contrarios, violatorios e incumplen con los requisitos formales y de fondo contenidos en la Constitución Nacional (art. 41), Ley General del Ambiente Nº 25.675- artículos 4, 11, 12, 13, 16, 19, 20, 21-, Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires arts. 80 inciso 1 y 2 (apartado 1; 8 y 9), art. 81 inciso 4 y 8 y concordantes, Ley Nº 2930 (art. 1 y 9), Ley 123 y Ley 6 Ley 449 Código de Planeamiento Urbano; todas normas de plena vigencia y dictadas por las Convenciones Constituyentes, el Congreso Nacional y la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El dictado de los actos administrativos por los funcionarios públicos aquí denunciados refieren a los Proyectos y Obras del Metrobus cuya traza recorrerá la Avenida 9 de Julio de nuestra Ciudad y el denominado Metrobus Corredor Sur, cuya traza se encuentra delineada por dos ramales desde la Av. Gral. Paz; uno continuando por Avenida Fernández de la Cruz y el otro por Avenida Rabanal hasta la zona de Plaza Constitución. Obras de alto impacto al ambiente y calidad de vida, tratándose de obras que afectan o deciden sobre servicios públicos, transporte y tránsito, que modifica –eliminando- áreas verdes y plazoletas, como resulta en los recorridos por la Av 9 de Julio y Plaza Rabanal afectando monumentos y edificios históricos y en definitiva la preservación del patrimonio cultural. El “Metrobus- Corredor 9 de Julio” modifica sustancialmente el marco regulatorio estipulado en el Código de Planeamiento Urbano (según disposiciones incluidas en la Sección 6 (6.1.1.2 Sistema vial-Infraestructura; 6.8.8 carriles exclusivos) y en la Sección 10 (Protección Patrimonial 10.1.3.2.2 y 10.1.4), surgiendo del art. 9.3 de dicho cuerpo legal (Procedimiento de modificaciones del Código) y concordante con el art. 80 y 81 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la necesaria participación de la Legislatura porteña. En efecto, el art 27 de la Constitución de la CABA específicamente en su inciso 4, señala como uno de los fines de la política ambiental de la Ciudad “la preservación, el incremento de los espacios verdes, las áreas forestadas y parquizadas, parques naturales y zonas de reserva ecológica”. Asimismo, prevé en su artículo 29 la elaboración de un Plan Urbano Ambiental, que actualmente dispone; respecto de los espacios públicos, la necesidad del “mejoramiento funcional y ambiental de los parques, plazas y paseos existentes y ampliación de la oferta a escala urbana y barrial” a través de, entre otras acciones, “la creación de nuevas plazas, plazoletas y patios de juego en relación adecuada a la densidad poblacional de las diversas zonas” (art. 9°, ley 2930). La misma norma destaca la “defensa, regulación y control de niveles de calidad ambiental y paisajística del espacio público, a través de (…) parquizar y forestar las avenidas de intenso tránsito vehicular” (art. 9°, inciso “f”, 2). El reconocido déficit que la Ciudad posee en materia de superficie de espacios verdes por habitante en comparación con las recomendaciones de los organismos internacionales, dan fundamento a las normas reseñadas y consagran en la Ciudad de Buenos Aires un verdadero Principio de No Regresividad en materia de superficies verdes parquizadas, fundamentalmente en sus áreas más intensamente ocupadas. Tal como se señala en el Estudio Técnico de Impacto Ambiental de Metrobús 9 de Julio (fs. 31 y ss., expediente administrativo 1921629/2012 en adelante EA), resulta conveniente recordar que la Avenida 9 de Julio “es consecuencia de una importante operación de renovación urbanística de larga data, pero desarrollada entre 1930 y 1970, cuyo propósito fue la creación de una avenida-parque que entre otros, tenía por objetivo incorporar espacios verdes a la ciudad” (ver fs. 8 del Estudio). El mismo Estudio, continúa afirmando que “en relación a los espacios verdes, la Av. 9 de Julio con su característica de avenida parquizada, conforma un importante aporte a los espacios verdes, a partir de sus canteros laterales y centrales” (ver fs. 12 del Estudio). Del cotejo a simple vista de los planos anejados a las actuaciones administrativas, se desprende que más allá de los recortes parciales que se efectúan en las veredas de plazoletas laterales, la obra proyectada afecta integralmente al menos diez (10) de las plazoletas centrales parquizadas existentes en la Av. 9 de Julio, tanto en su extremo Norte como Sur. No nos referimos los pequeños canteros que existían entre las Avenidas Belgrano y Córdoba, sino a las extensas plazoletas (alrededor de 18 a 20 metros de ancho por una cuadra de largo) parquizadas, existentes entre Avenida Belgrano y Carlos Calvo por el Sur; y Avenida Córdoba y Arenales por el extremo Norte, que en los términos del proyecto en ejecución pierden más de la mitad de su superficie y de modo completo y total su carácter de espacio verde parquizado. Si bien tales espacios verdes no se encuentran expresamente catalogados como distritos UP (Urbanización Parque) en el Código de Planeamiento Urbano, son los propios órganos especializados de la Administración quienes afirman que igualmente “deben ser considerados bajo la afectación de distritos Urbanización Parque” (fs. 300 del EA, ver también la foja que en copia certificada obra sin foliar agregada a continuación de la fs. 30 del EA). Sobre el tema no se expide el Estudio Técnico de Impacto Ambiental agregado a las actuaciones administrativas a fs. 31 y ss. Sin embargo, una “Adenda” posterior (fs. 72, EA) incluye incluye en su “Matriz de Impactos Ambientales” el rubro “áreas verdes” y evalúa como impacto negativo leve y permanente la disminución que se opera tras la finalización del proyecto (fs. 73 y 81, EA). En efecto, a fs. 81 (EA) expresamente se refiere que “la reconversión de las plazoletas para la instalación de las Estaciones parador conlleva una reducción de las ÁREAS VERDES parquizadas existentes”, incluso considerando la compensación que significaría la construcción de los nuevos bulevares de 2,5 metros de ancho. Sin perjuicio de la identificación de este “impacto negativo permanente”, no se advierte que el Estudio haya descripto al respecto las “medidas previstas para reducir, eliminar o mitigarlo”, tal como lo prescribe el artículo 19, inciso e) de la ley 123. Tampoco puede corroborarse que la autoridad administrativa hubiese formulado observaciones de ningún tipo al respecto, ni subsanado tales omisiones, en las instancias procedimentales pertinentes, esto es, en ocasión de formular el dictamen técnico (art. 21, ley 123; fs. 95 EA) o al otorgar la Declaración de Impacto Ambiental y el Certificado de Aptitud Ambiental (arts. 27, 28 y 30 de la ley 123; fs. 312 y ss. EA). En este estado de cosas, el proyecto vulnera el mandato constitucional de no reducción de espacios verdes contenido en el artículo 27 de la CCABA. Es que, si bien resulta indiscutible la necesidad de brindar soluciones al problema del tránsito sobre todo privilegiando los métodos colectivos de transporte, lo cierto es que esto no es posible si éstas implican sacrificar importantes superficies de espacios verdes parquizados en las zonas más densamente utilizadas de la Ciudad. La protección del paisaje urbano y cultural comprende el derecho a un ambiente sano y equilibrado según surge del art. 41 de la Constitución Nacional y arts. 26 y 27 (incisos 4 y 5) de la Constitución de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, derechos que los aquí denunciados y mediante el Decreto ya referido, han contrariado. Ley 2930 Plan Urbano Ambiental El artículo 1º de esta norma señala que por la misma se constituye el Plan Urbano Ambiental de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, siendo la misma una “…ley marco a la que deberá ajustarse la normativa urbanística y las obras públicas…”. Taxativamente, el art. 9, inciso d) 4.a1 prescribe: la obligatoriedad del Ejecutivo en “Reforzar la forestación de Av. 9 de Julio entre Retiro y Constitución” como así también de las previsiones de la Ley de Arbolado Público 3263. Ley Gral del Ambiente Nº 25.675-Ley Caba Nº 6 Audiencias públicas La norma nacional, cuyas disposiciones son de ORDEN PUBLICO y OPERATIVAS (art. 3º), taxativamente prescribe la necesaria participación ciudadana en toda actividad que afecte el ambiente, con incidencia general o particular y con alcance general. Concretamente obliga a las autoridades públicas a crear mecanismos de consulta ciudadana con carácter obligatorio. Dice el ARTICULO 20: “Las autoridades deberán institucionalizar procedimientos de consultas o audiencias públicas como instancias obligatorias para la autorización de aquellas actividades que puedan generar efectos negativos y significativos sobre el ambiente.” A su vez, la Ley Nº 6 de la CABA recoge lo preceptuado por la norma nacional y estable el procedimiento local de Audiencias Públicas. Su artículo 3º reza: “La omisión de la convocatoria a la Audiencia Pública, cuando ésta sea un imperativo legal, o su no realización por causa imputable al órgano convocante es causal de nulidad del acto que se produzca en consecuencia, quedando abierta la actuación judicial.” LEY CABA 123, DE EVALUACION DE IMPACTO AMBIENTAL. Los actos administrativos aquí denunciados violentaron esta norma, en sus artículos 8º, 13º y 26º, toda vez que el primero de ellos establece con claridad que todas las actividades “…susceptibles de producir un impacto ambiental de relevante efecto, deberán cumplir con la totalidad del Procedimiento Técnico Administrativo de EIA…” A su vez, el artículo 13º indica cuales son las actividades que se presumen como de Impacto Ambiental con relevante efecto. En su inciso a) indica: “…Las autopistas, autovías…” Finalmente, el artículo 26 ordena que toda vez que exista una actividad o proyecto categorizado como de relevante efecto ambiental el Poder Ejecutivo deba convocar a Audiencia Pública Temática. NADA DE ESTO OCURRIO EN LA OBRA METROBUS SUR, ESTABLECIDA POR EL DECRETO 287/12.- El Proyecto y Obra Metrobus Sur carece de Estudio de Impacto Ambiental y jamás se ha convocado a Audiencia Pública con los vecinos. De hecho, los vecinos de los barrios de Pompeya y Soldati, directos afectados por el impacto de la obra metrobus sur se han manifestado públicamente y han recibido agresiones por parte del GCBA toda vez que reclamaron Audiencia Publica, tal como consta en denuncia efectuada ante el Juzgado de Instrucción Nº 1 con fecha 22/02/13 (Causa Nº 6801/13) Comunicado de los vecinos día 19/2/13 (SE PUEDE ADJUNTAR NOTA EN TELÁM TAMBIÉN) (ADEMÁS DEL VIDEO) Los vecinos de Soldati/Pompeya, organizados contra la construcción del Metrobus Corredor Sur por sobre la plaza Rabanal que implicaría la tala de cientos de árboles y el asfalto de nuestra plaza, fuimos convocados por funcionarios y asesores de la Subsecretaría de Transporte del GCBA para una nueva reunión a realizarse el 18/2/13 a las 18hs en Av. Rabanal y Carlos Berg, luego de varias entrevistas desde septiembre sin respuesta satisfactoria. A dicho encuentro acudieron Guillermo Krantzer (Director General de Transporte), Manuela López Méndez (coordinadora de Metrobus), Marcelo Martinez y Sergio Constantino del PRO, acompañados por una patota de aproximadamente 40 personas que llegaron conjuntamente con los funcionarios, retirándose también con ellos. Luego de amenazas de los funcionarios quienes afirmaban “saber como terminar con este tipo de reuniones” los vecinos recibimos una fuerte golpiza por parte de la patota dejando lesiones físicas visibles. Cabe aclarar que éramos mayormente familias que estábamos reunidos ante el llamado del GCBA de manera pacífica y dispuestos a conversar para encontrar una solución al conflicto. Esperemos cesen las agresiones y se encuentre a los responsables políticos y materiales de estos hechos lamentables. El proyecto fue categorizado, por un informe emanado de la Agencia de Protección Ambiental de CABA, como “de Impacto Ambiental Sin relevante Efecto” y esa errónea e insólita categorización, contraria a la ley 123, permitió iniciar la obra careciendo de un ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL y sin la realización de la correspondiente AUDIENCIA PUBLICA TEMATICA.- Como se advierte, el acto por el cual se dio inicio a las obras del denominado “Metrobus” Sury 9 de Julio, vulnera derechos constitucionales, y correspondería su calificación en el delito de Violación de los Deberes de Funcionario Público, toda vez que el Decreto fue dictado en contra de la Constitución de la Ciudad y las leyes ya mencionadas y justifican, por ello, la interposición de la presente denuncia. Hecho nuevo: El 20 de mayo del 1023 el subsecretario de Transporte de la Ciudad, Guillermo Dietrich, estuvo presente en la Legislatura porteña y anunció que el metrobus que se está construyendo sobre la Avenida 9 de Julio tendrá túneles en los dos extremos (av 9 de julio-autopista Illia, Av. 9 de Julio-autopista 25 de mayo), que costarán 22 millones de pesos y que no figuran en el plan original ni fueron sometidos a estudios de impacto ambiental. El motivo de la presencia del funcionario fue la reunión de la Comisión de Seguimiento del Metrobus, que por ley debía tener injerencia en la creación de este sistema de ordenamiento de tránsito, algo que en la práctica no ocurre, puesto que los últimos dos (metrobus 9 de julio y metrobús sur) fueron creados por decreto. Recién nos venimos a enterar de que se necesitan esos dos túneles para los colectivos que ingresan y egresan de la traza de la avenida, lo cual demuestra que todavía no estudiaron acabadamente el proyecto, y que los estudios que presentaron no reflejan la realidad y las necesidades viales que demanda. Los túneles a construir no fueron incluidos en el certificado de aptitud ambiental, tampoco cuentan con un estudio de impacto ambiental, ni fueron elevados a audiencia pública.

III.- PRUEBA: Sin perjuicio de las diligencias o medidas que disponga V.S. nos tomamos el atrevimiento de sugerirle los siguientes medios probatorios:
RECONOCIMIENTO JUDICIAL: Sugerimos que V.S. se constituya de inmediato en la Avenida 9 de Julio entre la Avenida San Juan y la calle Arroyo y en Avenida Roca/Rabanal y Av. Del Barco Centenera, asimismo en la Avenida Cruz entre Avenida General Paz y Av. Chiclana, donde se encuentran en ejecución las acciones aludidas, a fin de constatar personalmente su estado y las obras que se llevan a cabo.
INSTRUMENTAL:
1.-.Se glosan fotografías de la Avenida 9 de Julio y de la Avenida Rabanal en su estado actual y en el anterior al inicio de las obras.
2.- Video filmación de la protesta de vecinos por la realización de las obras del MetroBus Sur, las agresiones sufridas.
INFORMATIVA:
1. Se libre oficio al Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 14, Secretaría Nº 28, a los fines que remita la causa N° A254/2013 y A267/2013 autos “Di Filippo, Facundo y otros c/ GCBA s/ Amparo” y “Marinaro, Nidia y Otros c/ GCBA s/ Amparo” o es su defecto copia certificada de las mismas.-
2. Se libre oficio al Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 12, Secretaría Nº 24, a los fines que remita la causa N° A353/2013 autos “Marinaro, Nidia y Otros c/ GCBA s/ Amparo” o es su defecto copia certificada de la misma.-
3. Se libre oficio al Juzgado de Instrucción Nº 1, para que remita la causa Nº 6801/13 de fecha 22/02/13, consistente en la denuncia por lesiones sufridas.
4. Se allane al Ministerio de Medio Ambiente y Espacio Público de la Ciudad y se proceda al secuestro del EXPEDIENTE Nº 604.062/12, LICITACION PUBLICA Nº 1262-SIGAF/2012), LA DOCUMENTACION DE OBRA y LA EVALUACION DE IMPACTO AMBIENTAL y todo otro antecedente existente y vinculado al Metrobus Corredor Sur de esta Ciudad.
5. Oportunamente se cite a los denunciados a los fines que comparezcan respecto de los hechos que originan la presente.-

IV.- FACULTAD DE DILIGENCIAMIENTO: Solicitamos se autorice a los Dres. /// a tomar vista de la causa y diligenciar toda la documentación necesaria para el normal desarrollo del proceso.

V.- PETITORIO: Por todo lo expuesto al Sr. Fiscal solicitamos:
1.- Tener por formulada denuncia penal contra Sres. MAURICIO MACRI y HORACIO RODRIGUEZ LARRETA por la probable comisión de los delitos tipificados en los artículos 248, 249 del Código Penal. Ç
2.- Se investigue la misma.-
3.- Hacemos expresa reserva del derecho a ampliar la presente en la medida que se vayan conociendo más detalles de lo sucedido.- 4.- Se tengan presentes los medios de prueba sugeridos.-
Proveer de conformidad
Será Justicia

Anuncios

9 pensamientos en “DENUNCIA PENAL CONTRA MAURICIO MACRI Y HORACIO RODÍGUEZ LARRETA

  1. Qué bien! Cuando se compruebe la muerte de los árboles que “transplantaron”, se podrá hacer juicio al juez o fiscal (no me acuerdo) fastman que lo autorizó?

    Me gusta

    • Hola Estela
      Fastman es el juez que permitió que terminara de talar los árboles que quedaban luego de anular ilegalmente el fallo en que el juez subrogante detuviera la reducción del espacio verde y ordenara convocar a técnicos con antecedentes

      Me gusta

  2. Si les importa un pito la ciudad, seguro que debe estar pergreñando estacionamiento de autos para la zona donde supuestamente van a dejar los autos para entrar al centro en el metrobus. Todo negocio, maketing, nada más.

    Me gusta

  3. Pingback: Basta de Demoler » PropAMBA denunció penalmente Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta por la construcción del Metrobús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s