LA VIDA Y LA MUERTE EN BUENOS AIRES

Por  Rodolfo Livingston *

Pagina/12   –   07/02/13

chacaritaAnte la . vista de una de las manchas verdes más grandes que se destacan en el plano de Buenos Aires, un extranjero diría: “¡Qué buen parque tienen ustedes allí!”. “Sí, pero está lleno de muertos, porque es un cementerio”, responderíamos. Es el Cementerio de la Chacarita, ubicado en el centro de una apretada ciudad carente de espacios verdes, un obstáculo de 95 hectáreas que se ven obligados a sortear los vecinos que necesiten pasar por allí. Rodean el cementerio los cercos más altos y gruesos que existen en toda la ciudad, incluyendo cuarteles, bancos y sedes de gobierno. Uno se pregunta: ¿serán para proteger el lugar de los ladrones de tumbas? Pero, ¿qué podrían robar? Alguna muela de oro, un florero… porque los ricos no se entierran allí con sus tesoros, como en la tumba de Tutankamón. Una posibilidad opuesta sería protegerse de algún muerto que intente escaparse o salir por un rato porque, como en todo cementerio, hay leyendas de fantasmas. Pero se sabe que los fantasmas atraviesan los muros sin dificultad, por más altos y gruesos que sean. 1305061646-fc-anita-g

Si estos muros fueran reemplazados por rejas e iluminación interior, la seguridad contra los profanadores ideológicos de tumbas, que los hay, sería mayor, porque los delincuentes quedarían expuestos a la vista del público, como se estila en algunos bancos en los que el tesoro se ve desde la calle.

La solución de fondo es el traslado del cementerio a nuevas necrópolis regionales en el AMBA sobre terrenos donde las inhumaciones no sean precarias (3 años) y los suelos estén acondicionados para el tratamiento de los líquidos residuales, conservando, eso sí, las áreas históricas de los panteones y sus esculturas.

No sería el primer traslado de un cementerio. Belgrano no sólo tuvo su cementerio sobre la calle Monroe sino que existió un primitivo enterratorio sobre las barrancas. Allí fue enterrado Marcos Sastre y posteriormente fue trasladado a la Recoleta. Cercano al Cementerio Sur existió un pequeño cementerio que albergó a algunos ingleses víctimas de la fiebre amarilla. Estuvo emplazado cerca de Plaza España, actual Instituto Malbrán. El cementerio “Des Innocents”, el más grande de París, también fue trasladado.

El nombre “Chacarita” se origina en la “chacarita” (chacra) de los Colegiales, en las antiguas tierras de los jesuitas hasta entonces (1871) en manos del Colegio Nacional Buenos Aires, que usaba esas dependencias para esparcimiento de sus estudiantes, como relatara Miguel Cané en Juvenilia. Era un bucólico espacio donde pastaban las vacas entre sepulcros y cruces. La primera persona en ser enterrada aquí fue el albañil Manuel Rodríguez, muerto justamente durante la epidemia de fiebre amarilla que motivó la habilitación del nuevo cementerio.

La solución de fondo sería rescatar ese espacio verde para el disfrute público (sumado a los terrenos de Agronomía, con tambos y huertos para solaz de niños y padres), sería transformar la muerte en vida. La naturaleza lo hace siempre y no estaría mal parecernos un poco más a ella.

* Arquitecto, miembro de PropAMBA, un colectivo conformado por arquitectos, urbanistas, abogados y vecinos de la Ciudad y del AMBA.

Anuncios

6 pensamientos en “LA VIDA Y LA MUERTE EN BUENOS AIRES

  1. Me gustan los proyectos a gran escala.
    Me gustan mucho más los que se hacen granito sobre granito (de arena) colectivamente, “entle todos y pala todos” diría algún amigo cubano. Y para que nadie los capitalice para si de una.
    Pocos días atrás casi todos los legisladores intercambiaron figuritas: Te doy la rezonificación de terrenos en Palermo, Liniers y Caballito para el desarrollo vivienda interés social y vos dame: la venta del Edificio del Plata, que nos permita hacer el Centro Cívico en terrenos del Borda y la creación de Centros de Concentración Logística en el Parque Roca.
    Estaría buenísima Chacarita si mudar el Cementerio no significa Torres de Lujo a cambio de tierra para vivienda social en CABA. Y si antes, algún intendente, no hace vaquita de inversores amigos comprando todo el perímetro degradado por la presencia justamente del cementerio.
    Quizás abrir el cementerio, llenarlo de árboles, despejar caminos y agrandarlos… lo que sea que sea mejor y los vecinos de Buenos Aires queramos y decidamos, sea una primera parte, pero quien te garantiza, Rodolfo, que no se van a construir viviendas + hipermercado + shopping. No te olvides que el intendente desearía duplicar la población de la ciudad para recaudar más.

    Me gusta

  2. Bernardo . Lo que garantiza que un proyecto se lleve a cabo de manera de que sea beneficioso para la mayor cantidad de gente posible , es precisamente con la participación de la mayor cantidad de gente posible .Este espacio se creo con ese objetivo.
    Perogrullada aparte , se comprobó justamente en la comuna 15 , la misma del cementerio , y con un proyecto de Rodolfo Livingston , que el gobierno de M , tiene que construir el polideportivo que los vecinos propusieron y que la jueza Liberatori lo ordenó .Y no la idea de M ,para esos terrenos de la comuna con inmobiliarios fines .
    Estemos en contacto , celebro tus aportes al debate .
    Saludos
    Alejandro .

    Me gusta

  3. Existen experiencias a favor y en contra. Las últimas donde los vecinos se oponían a un campito de golf en Parque Sarmiento -sin resultado positivo-; y el Centro cívico “Borda” donde incluso se pusieron de acuerdo los 2 partidos políticos opuestos -cambiando figuritas- actualmente con pronósticos muy reservados a pesar de la firma de la Jueza.
    Es una tentación muy grande convertir a “La Chacrita” en un polo mezcla de actual albergue Warnes y Puerto Madero seco con contaminaciones de “Palermo Hollywood”, incluso con un ombligo cultural (Ya le encontrarían un nombre acorde a Palermo Hallowen, Palermo Zombies o similar).
    ¿Como evitar que construyan mas viviendas u oficinas -dá igual-, donde entren mas autos, mas desperdicio de energía eléctrica, mas millones de litros de agua en tanques altísimos; y la suma de toneladas de desperdicios líquidos y sólidos?. Mucho de esto terminaría tapando las ya congestionadas salidas de caños. Si un ignorante como yo fantasea con dicho futuro en ese predio, seria lógico que alguien que sepa del tema, se adelante a estos futuros problemas. Básico: Impacto ambiental, sonoro, etc.
    Se me ocurren varias ideas, pero primero habría que corregir el sistema penal donde los políticos, las empresas constructoras, inspectores -entre otros- puedan ir presos.
    Se trata de prever y aportar, No de oponer.

    Me gusta

    • No es necesario ser experto para pensar. Sí para que algo se convierta en masa concreta.
      Habitar es una experiencia que tiene que tomarse en el momento de opinar y decidir.
      Ser ingnorante es olvidarse de la finitud de la vida, de que poder y dinero te hacen miserable.
      No es momento de relajarse, prever sí, apartar sí y “a veces” confrontar también.

      Me gusta

  4. Me acuerdo Rodolfo cuando en la materia Planificación urbana en la FADU propuse demoler todo el perímetro murario del cementerio de la Chacarita para integrar el barrio al mismo y eliminar esa “barrera urbana”. La profe me tiró para atrás la idea…, por generar conflictos entre los vecinos y quienes tengan familiares enterrados allí (esos mismos vecinos). Jaj, no me saqué un diez obviamente.
    Adelante con este proyecto Rodolfo. Por muchos walking dead en la ciudad de Mauricio.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s