LIBERTAD GREMIAL Y SERVICIOS ESENCIALES

Por Astrid Lopolito

Paro de subtes.macri-los-subtes-y-la-sinuosa-defensa-de-la-institucionalidad-del-kirchnerismo

Escalonado o total. Lo mismo da, porque la ciudad es un caos.

Como sostenemos desde este espacio, la sensible y escasa red de transporte, afecta en casos de suspensiones de algunos de los servicios (trenes, subtes, lineas de colectivos),  al AMBA en su conjunto. Sus habitantes invertimos tiempo y esfuerzo para cumplir con nuestras obligaciones cotidianas. Sentimos que las ciudades no están a nuestro favor, sino todo lo contrario. No nos facilitan la vida; la obstaculizan, con infinitas barreras.
Sortearlas, es un desperdicio enorme de energías que afecta la producción individual y colectiva.
En este contexto, transitamos el traspaso del subterraneos de Buenos Aires que anunciara el Jefe de Gobierno Ing. Mauricio Macri y que se debate en la Legislatura porteña.

Los usuarios estamos atrapados en la disputa gremial entre la UTA y los metrodelegados. El aporte compulsivo sobre salarios del sector a favor del la UTA -por ser el gremio que tiene personería jurídica- reavivó el conflicto.

Dos cuestiones se plantean: 1.la libertad sindical y 2. la calificación de servicio esencial al transporte de subterráneos, para descomprimir los conflictos del sector.

1. La Corte Suprema de Justicia de la Nación al declarar la inconstitucionalidad del art 41 inc a) de la Ley 23551, en la causa ATE, un gremio afiliado a la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), se pronunció a favor de la libertad sindical. (Info en http://www.cij.gov.ar/nota-427-Cuales-fueron-los-fallos-clave-de-la-Corte-durante-el-2008–.html)

El aludido articulo de la Ley de Asociaciones Sindicales tachado de inconstitucional, dice;

Para ejercer las funciones indicadas en el art. 40 (representación sindical) se requiere: 
a) Estar afiliado a la respectiva asociación sindical con personería gremial y ser elegido en comicios convocados por ésta, en el lugar donde se presten los servicios o con relación al cual esté afectado y en horas de trabajo, por el voto directo y secreto de los trabajadores cuya representación deberá ejercer. La autoridad de aplicación podrá autorizar, a pedido de la asociación sindical, la celebración en lugar y horas distintos, cuando existieren circunstancias atendibles que los justificarán.

Las restricciones a la libertad sindical en la Argentina son una de las objeciones que reiteradamente formula la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El fallo es un avance en esa dirección.

Los gremios con personaría gremial, entre otras atribuciones, hacen retenciones salariales, negocian convenios colectivos y ejercen el monopolio de la representación de los trabajadores.

Este último aspecto es el que vino a modificar la Corte pero, por la redacción de la sentencia, el tribunal deja traslucir un fuerte cuestionamiento a todo el modelo sindical (CSJN “Asociación Trabajadores del Estado c/Ministerio de Trabajo s/Ley de Asociaciones Sindicales, año 2008”).

Se garantiza -debería garantizarse- de tal modo la libertad de asociación, una real representación gremial y la paz social.

2. La segunda cuestión es si los servicios de transportes son esenciales, y en ese caso si el derecho de huelga, restringido.

El transporte de pasajeros no está entre las actividades consideradas esenciales, en las que —en caso de huelga— el Estado obliga a garantizar la prestación de servicios mínimos para evitar su interrupción.

En ese sentido, la ley argentina recoge el criterio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): los servicios esenciales son “aquéllos cuya interrupción pudiera poner en peligro la vida, la seguridad o la salud de la persona en toda o parte de la población”.

Así, la ley 25.877 dice que son esenciales los servicios sanitarios y hospitalarios, la producción y distribución de agua potable, energía eléctrica y gas y el control del tráfico aéreo”.

El servicio de subte, entonces, no podría, en principio,  ser considerado esencial, de modo de que sea restringido el derecho de huelga de sus trabajadores.

La OIT  se refiere a situaciones excepcionales en las que el derecho de huelga de actividades no esenciales puede ser restringido debido a que las condiciones de vida de la población sean alteradas por la duración del conflicto.

Sería el caso, por ejemplo, de un paro de recolectores de basura de varios días.

Existen medios de transporte alternativos al subte, ergo no sería un servicio “esencial”.

Es cierto que la red de subterráneos no es el único medio de transporte. Existen otros. Pero son suficientes?

Alcanzan para garantizar mínimamente el traslado de pasajeros a través del AMBA?

Estos son algunos aspectos del debate. Complejo por donde se lo mire.

No se trata de reclamos salariales, que se resuelven en paritarias. Se trata de un entramado  que requiere de múltiples abordajes.

Estará el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires capacitado para resolverlos en forma definitiva?

Veremos.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s