Cuando la música hace milagros

Por Astrid Lopolito Mormandi

Por fin!

Eso es lo que pensé ayer, lunes 12 de noviembre, caminando por la calle Maipú.

Y es que pusieron una placa recordatoria sobre la fachada del edificio que se encuentra en el número 359.

Allí vivió un genio del jazz , Oscar Aleman.

Guitarrista de Josephine Baker, maestro de maestros, compañero de orquesta de Duke Elligton, Django Reinhardt y tantos otros.

Nace en Resistencia (Chaco) en 1909 y fallece en Buenos Aires en 1980.

Admirado por los grandes del Jazz, a punto tal que Duke Elligton al visitar Buenos Aires en 1968,  pidió que lo localicen en su departamento de Maipú 359 y se reencontraron en el Hotel Continental, donde la orquesta se hospedaba.

El documental “Vida con Swing” (que les recomiendo, si lo consiguen) nos cuenta la maravillosa y fascinante vida de este hombre humilde, que vivió su infancia entre la calle y los orfelinatos y que tenía un don incomparable.

Este pequeñísimo repaso de su vida, es sólo a los fines de demostrarnos que es  imprescindible rescatar personalidades como éstas y tantas otras,  mediante la colocación de letreros, baldosas, placas o lo que sea que nos indique el paso por Buenos Aires (en este caso) de grandes de la cultura argentina.

Celebramos desde PropAMBA que la Legislatura Porteña tenga estos gestos, que tanto bien hacen a la memoria ciudadana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s