DERECHO A LA VIVIENDA

La vivienda es el lugar de refugio y protección del ser humano. Y es mucho más que eso, es donde anida su intimidad. El concepto de vivienda como el lugar donde se asienta la familia, hoy resulta insuficiente, en tanto modificación de las relaciones familiares.

El derecho a la vivienda es un derecho universal. Está reconocido a nivel internacional y en más de cien constituciones de todo el mundo. Es un derecho reconocido a todas las personas.

A pesar de ello se estiman en más de 100 millones las personas sin techo en el mundo y más de un billón las que viven en alojamientos precarios.

Según estimaciones de la ONU, tres billones de personas vivirán en barrios precarios en 2050. La mayoría pertenecen a países del sur, aunque ningún continente escapará de este fenómeno.

Asociado a esta descripción, se constata la falta de acceso a sistemas de agua potable y servicios básicos de saneamiento. Mueren por este motivo millones de personas cada año de las cuales las más vulnerables son los niños por enfermedades asociadas a las diarreas.

Los desalojos forzados producidos por conflictos bélicos y por la realización de mega emprendimientos inmobiliarios como por eventos mundiales, tal el caso de Juegos Olímpicos, por ejemplo, expulsan a los más pobres de sus lugares de asentamiento en los que habitan ante la falta de políticas de estado y su extrema necesidad de algún techo.

La ciudad actual es producto de la globalización liberal, sinónimo de “utilidad” y no de “bienestar”. La concentración urbana, acompaña a la concentración de capitales, trastoca las relaciones entre la ciudad y el campo, lleva a nuevas formas urbanas que se traducen en el espacio para desigualdades crecientes en la distribución de las riquezas. Aparece el fenómeno de ciudades privadas y “guetos” de lujo instalados y/o rodeados de barrios miserables.

Nuestro país ha adherido a todos los tratados internacionales y convenciones particulares que acogen el derecho al acceso a una vivienda digna, como derecho humano inalienable.

Así el artículo 75 de la Constitución Nacional que recepta los tratados internacionales de manera ejemplar y el artículo 14 del mismo cuerpo legal sobre el derecho a la vivienda.

Este es el marco normativo. La realidad dista mucho de él. Politicas como las del Plan Pro.cre.ar nos acerca al cumplimiento de los objetivos y espírtu de nuestra Constitución Nacional.

La reforma en marcha del Código Civil también aportará innovaciones relativas a la vivienda, modificando la Ley de Propiedad Horizontal, normativa en materia de countrys y barrios privados en constante crecimiento, y el imprescindible tratamiento de herramientas que permitan políticas sobre el derecho al suelo.

No sabemos aún, si traerá beneficios concretos a los sectores más vulnerables de la población, propiciando de este espacio de PropAMBA que se reconozca el derecho al hábitat en barrios populares y villas, se dé tratamiento a la vivienda ociosa y así por el estilo, y no que se focalice únicamente en  el reconocimiento legal a formas elitistas de habitat.

Por tratarse el tema de la vivienda de un derecho humano básico, seguiremos analizandolo en nuestros encuentros, para formular ideas y realizar aportes, cuyas conclusiones compartiremos desde este blog.

Anuncios

4 pensamientos en “DERECHO A LA VIVIENDA

  1. BUENA NOTA .
    ME PARECE CLAVE HACER INCAPIE EN EL AVANCE DE LA REGULACION Y REUTILIZACION DE LA VIVIENDA OCIOSA , TANTO LAS DE PROPIEDAD PUBLICA COMO PRIVADA .
    SALUDOS
    ALEJANDRO

    Me gusta

  2. Muy buena la nota. Me parece imprescindible trabajar para multar la vivienda ociosa en el marco de una ley nacional basada en nuestra Constitución Nacionalque considere la vivienda como bien social y no especulativo. Los contratos de alquiler deberían ser públicos y no privados y firmarse ante un ente regulador. Debería prohibirse que los inquilinos paguen los impuestos y expensas extraordinarias. Para los propietarios es todo ganancia porque en muchos casos no siquiera invierten en el mantenimiento lógico de su propiedad. Esto seguirá así sino hay leyes que regulen y controlen porque siempre la ley de hecho la impone el más fuerte. Solo gobiernos de signo político nacional y popular pueden llevar a cabo estos cambios. Por lo que también es importante la responsabilidad de informarse de los ciudadanos sobre las propuestas que tienen los que se postulan para gobernar. Muchas gracias por poner el tema en debate

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s