Ferrocarril transandino uniría Chile y Argentina

– Según el Miami Herald –

Algunas cosas se saben antes en el extrajero.

Tal vez esta sea una de ellas. En la imagen generada mediante computadora por la empresa Bi-Océnico Corridor, se muestra  un modelo del tren eléctrico que uniría Argentina y Chile.

Las largas filas de camiones de carga varados por la nieve en el principal cruce terrestre entre Argentina y Chile podrían pasar a la historia con la construcción de un paso ferroviario de 205 kilómetros que agilizaría y abarataría el intercambio de mercancías de esas dos naciones con el mundo.
En lugar de aguardar que mejore el tiempo y despejen la carretera, los camioneros podrán abordar un moderno tren con sus vehículos y cubrir en cuatro horas un recorrido que en la actualidad toma casi un día con buen tiempo, mucho más si hay temporales.


El ambicioso proyecto llamado Corredor Bioceánico Aconcagua busca resolver el mayor cuello de botella terrestre entre los dos países con un paso ferroviario recorrido por un tren eléctrico de alta capacidad de carga. Se trata de una iniciativa privada encabezada por la Corporación América, de Argentina, junto con empresas internacionales, que tiene el respaldo de los gobiernos chileno y argentino.
El proyecto incluiría un tramo de 52 kilómetros bajo tierra que sería el quinto túnel ferroviario más largo del mundo y el de mayor longitud en el continente americano, según Nicolás Posse, director del proyecto. De los que están operativos, el más extenso a nivel mundial es el de Seikán, en Japón, que, con 53,85 kilómetros, une la isla de Honshu con la de Hokkaido por debajo del agua.
Ese paso ferroviario japonés será superado en 2017 por el de San Gotardo, a través de los Alpes. Con 57 kilómetros, es el túnel ferroviario en construcción más largo del mundo.


Hoy no existe una conexión física eficiente entre Chile y Argentina a través de la cordillera que hace de frontera, de 5.150 kilómetros de longitud y 4.400 metros de altura en promedio. El Paso Cristo Redentor en la provincia argentina de Mendoza, que constituye el nexo por carretera más transitado, está sujeto a los avatares del clima de alta montaña. Se cierra de 45 a 60 días por año, dejando varados a cientos de camiones con sus mercancías.
De todos modos, es el cruce de mayor importancia, ya que de las 7,5 millones de toneladas que se intercambian de forma terrestre a través de la frontera binacional, el 63,4% se hace por ahí. Eso lo convierte en el lugar ideal para construir el corredor ferroviario.
“Hay una red de infraestructura gigante a ambos lados de la cordillera con un cuello de botella que hay que liberar”, dijo a The Associated Press el ingeniero Nicolás Posse, quien se formó en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires.


Los promotores del proyecto argentino-chileno señalan que el corredor Aconcagua –que toma el nombre del pico más alto de América, con 6.960,8 metros de altura– sería una solución de largo plazo para el transporte de cargas entre los océanos Atlántico y Pacífico. Hoy casi el 85% de la carga se desplaza por mar, tomando rutas más largas y costosas.
“Estamos apostando a reducir el viaje a la tercera parte y a que se obtenga mayor rentabilidad. Podemos hablar de tarifas que van a hacer que el flete sea más barato, lo que hará más competitivas las exportaciones de Argentina y Chile”, dijo Posse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s